Robert Johnson - El Rey del Blues del Delta

30 de octubre de 2007


Sin el blues, no existiría el rock.

El primer disco de este blog no puede pasar desapercibido y para ello me remontaré a esa época en la que un nuevo estilo de música denominado blues, hacía mas llevaderas las largas horas de trabajo en diferentes campos de todo el mundo, este concretamente en el Delta del Mississippi.

Robert Johnson nació en Hazlehurst, Mississippi, el 8 de mayo de 1911. Sin embargo, acabaría viviendo temporadas en Memphis donde permanecería hasta casi 1920. Desde pequeño tocaba la armónica y pronto frecuentó los clubs en los que observaba con cuidado a los guitarristas de la zona como Willie Brown, quién le acabó de enseñar trucos y técnicas de la guitarra.
Tuvo ocasión de ver a este en compaía de Charlie Patton y Son House en diversas celebraciones.
Empleó la mayor parte de su corta vida en perfeccionar su destreza como bluesman viajando por el Delta del Mississippi e incluso por Canadá y Nueva York.

La leyenda de este grande dice que había realizado un pacto con el diablo, y su forma de marcharse después de tocar brusca y rápidamente no hicieron otra cosa que acrecentar esta teoría. En concreto se afirmaba que en su pacto había entregado su alma a cambio de talento y ocho años de vida para disfrutarlo.

Una actitud común en muchos bluesmen era precisamente transmitir la imagen de hombres peligrosos y misteriosos. Cross Road Blues es ahora un auténtico clásico que ha sido grabado por numerosos músicos a lo largo de los años, incluyendo el gran guitarrista británico Eric Clapton, cuyo grupo Cream realizó una poderosa versión titulada simplemente Crossroads.

En febrero de 1929 se casó con Virginia Travis. Ella quedó embarazada, pero la tragedia castigó duramente a Johnson cuando Virginia y el bebé murieron en el parto en abril de 1930. Ella tenía apenas 16 años. Después de este duro golpe, pareció buscar alivio en la música.
Un músico que tuvo gran influencia en él fue Son House, con quién Johnson comenzó a tocar en aquellos primeros años de la década de los 30.

A lo largo de su carrera, alcanzaría tal sofisticación que superó a todos sus contemporáneos y marcó las pautas que artistas como Elmore James y Muddy Waters emplearon en el desarrolo del r&b.

Bien fuera un pacto o las numerosas horas de estudio, la técnica depurada de Robert Johnson unida a su voz un tanto fantasmal se muestran magníficos en un buen número de temas continuamente revisados en el mundo del blues.

En dos sesiones de grabación, Robert dejó estampada toda su obra. Éstas se llevaron a cabo el 23, 26 y 27 de noviembre de 1936, en una habitación del Hotel Gunter de San Antonio (Texas) y, posteriormente, el 19 y 20 de junio de 1937, en un edificio de oficinas de Dallas.
Son once los discos de 78 r.p.m. que se editaron durante la vida de Robert Johnson, uno más se conoció una vez que la vida del músico se había apagado. Su obra alcanzó las 29 composiciones. De algunas de ellas dejó grabadas varias versiones. En la actualidad se conocen un total de 42 grabaciones.

Johnson, con su guitarra acústica Gibson semidestruida, realizó las grabaciones de cara a un rincón contra la pared. Una versión sugiere que esto se debía a su timidez, mientras que otra sugiere que Johnson estaba ni más ni menos que aprovechando la acústica del lugar.

Una anécdota curiosa, que pone de manifiesto el virtuosismo de Johnson, está protagonizada por Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, quien, tras escuchar a Robert Johnson por primera vez, enseguida quiso saber quien era el otro guitarrista. Richards no podía creer que fuese una sola persona el que tocaba.

El 16 agosto de 1938, el diablo cobró su deuda con Robert Johnson pues, como se sabe, un pacto es un pacto (y más si es entre caballeros). Johnson murió a la temprana edad de 27 años, dos años después de realizar las históricas grabaciones. Según se especula, un marido celoso envenenó su whisky.

El 27 es un número familiar dentro del rock, ya que artistas como Jimmy Hendrix, Jim Morrison, Janis Joplin, Brian Jones y Kurt Cobain tuvieron su trágico final a esa misma edad. Pero esa...es otra historia.

En 1961 se produjo la primer reedición de sus canciones, luego se realizaron otras reediciones, pero en 1990, Robert Johnson alcanzó un importante reconocimiento popular con la edición del CD Complete Recordings, con los 29 temas que él dejó grabados.

¡¡qué aproveche!!:


Disco 1
1.: Kindhearted Woman Blues
2.: Kindhearted Woman Blues
3.: I Believe I'll Dust My Broom
4.: Sweet Home Chicago
5.: Rambling On My Mind
6.: Rambling On My Mind
7.: When You Got A Good Friend
8.: When You Got A Good Friend
9.: Come On In My Kitchen
10.: Come On In My Kitchen
11.: Terraplane Blues
12.: Phonograph Blues
13.: Phonograph Blues
14.: 32-20 Blues
15.: They're Red Hot
16.: Dead Shrimp Blues
17.: Cross Road Blues
18.: Cross Road Blues
19.: Walking Blues
20.: Last Fair Deal Gone Down

Disco 2
1.: Preaching Blues (Up Jumped The Devil)
2.: If I Had Possession Over Judgement Day
3.: Stones In My Passway
4.: I'm A Steady Rollin' Man
5.: From Four Till Late
6.: Hellhound On My Trail
7.: Little Queen Of Spades
8.: Little Queen Of Spades
9.: Malted Milk
10.: Drunken Hearted Man
11.: Drunken Hearted Man
12.: Me And The Devil Blues
13.: Me And The Devil Blues
14.: Stop Breakin' Down Blues
15.: Stop Breakin' Down Blues
16.: Travelling Riverside Blues
17.: Honeymoon Blues
18.: Love In Vain
19.: Love In Vain
20.: Milkcow's Calf Blues
21.: Milkcow's Calf Blues
22.: Milkcow's Calf Blues (take 3)

1 comentarios:

Tonio dijo...

Me ha gustado la historia, majo.

"Keith Richards, guitarrista de los Rolling Stones, quien, tras escuchar a Robert enseguida quiso saber quien era el otro guitarrista". (Supongo que de Keith se puede esperar cualquier cosa, incluso que lo encontrara)
Aunque una preguntita ¿donde coño se metió Keith Richards a los 27 años?. Porque lo del cocotero creo que fue mas cerca de los 72. (Y si, fue provocado por una tal Maria).

P.A. PLEASE PLEASE. el próximo disquito en analizar "PAPITO EL MIO". De los ilustres MOJINOS ESCOZIOS.