Crónica de un concierto anunciado - Deluxe 24/11/07

2 de diciembre de 2007



Inicio para el fin de un viaje infinito

El pasado sábado 24 de Noviembre, La Riviera era testigo de un concierto muy especial a cargo de una de las bandas más exitosas del panorama nacional, Deluxe. Toda una fiesta que saldaba la deuda de Xoel con el público de Madrid y donde presentaba su disco “Fin de un viaje infinito” en compañía de grandes amigos como Amaro Ferreiro, Julián López de Muchachada Nui, Eva y Juan de Amaral, José Manuel Budiño o Josele Santiago.Además, en 2008 podréis tener en formato DVD y CD el concierto íntegro para poder disfrutar una vez más de una noche “Deluxe”.



Texto : Carlos Viera

Publicado en : U100% La Gaceta de los Negocios

Foto : Heinekenpro.com

2 comentarios:

vola dijo...

Hola,

es que si no lo digo reviento...

el concierto no estuvo mal... de hecho, estuvo bien... pero para mi gusto, las colaboraciones, más que ser un aliciente, lo reventaron.

Josele, que no se sabía la letra. A Eva Amaral, que no se le escuchaba. Amaro, que si tocó sería en plan acústico, porque a mí no me llegó ni un acorde... y bueno, de Juan Aguirre, más que escucharlos - los acordes -, los intuí. El de la gaita, pues... buena pinta, porque tampoco se le escuchaba apenas... y luego la última chica que salió... Natalia (o Bárbara?) nosequé... pues puedo decir de ella que estaba muy buena... y que tampoco se sabía la letra... Parecía que cantaba bien, pero con el volumen de su micro pa no molestar a los vecinos... pues tampoco lo podría asegurar...

Valga la duda de que no sé si sería así en toda la sala (que no me acaba de convencer, por mucho nombre que tenga), o sólo se escuchaba así en nuestra zona (en la que, si no me equivoco, cobraban por la entrada lo mismo que en primera fila).

Y no irme sin decir que Xoel me parece uno de los mejores músicos del panorama actual español (al menos, del que yo conozco, claro). Que en directo es exquisito. Que se maneja como pocos en el escenario. Que además se ha rodeado de una banda de músicos en la que no cojea nadie (qué batería, por dios). Que, pese a que a veces se puede cantar la letra de una canción sobre la música de otra, no me parece que caiga en una repetición abusiva, y que ha sabido establecerse en un límite, por pocos habitado, entre lo comercial y lo que va al contempopránea, que me parece de lo más digno y coherente que he escuchado.

Como resumen, la banda tocó muy bien, pero las colaboraciones - o el sonido que les proporcionaron, a veces - no estuvieron a la altura.

Luego supongo que por línea entraría todo muy bonito y que el dvd se escuchará divino. Lo mismo hasta me lo compro.

Un abracico, y a ver qué tal Sidonie...

ReyLagarto dijo...

Me quito el sombrero con su crítica señor Vola... pero entiende que si no doro un poco la píldora en la nota que publiqué en nuestra revista universitaria, no me dan más acreditaciones para conciertos y se termina el chollo! ejeje. Lo que sí es cierto, es que los conciertos gratis dejan un sabor de boca "especial", ¿verdad? jiji.